Facebook Twitter

Dudas razonables


Domingo, 05 Septiembre 2010 19:30

Ricardo Ubric

(El Mundo-Huelva Noticias)

No está teniendo demasiada fortuna esta temporada el Recreativo en este comienzo de la temporada. Ya el calendario no le sonrío demasiado ni con el emparejamiento copero, ni con las tres primeras jornadas ligueras ante el Elche, Betis y Valladolid. Su gran recorte en el presupuesto le obligó a confeccionar una plantilla corta y a desempeñar quizás más responsabilidad de la cuenta en los canteranos, y para colmo a las primeras de cambio se ha encontrado con ocho jugadores lesionados, algo que no deja de ser algo sospechoso porque muy normal y sólo achacable a la mala suerte no es. Incluso el haber hecho un Trofeo Colombino tan ilusionante se le está volviendo en contra ahora a los albiazules. Al menos esta campaña sus dirigentes y miembros de la dirección deportiva, estamentos en los que lamentablemente no ha habido ninguna variación, no están vendiendo humo y la permanencia es el único objetivo que se ha marcado la entidad porque no hay más cera que la que arde y porque en el presente ejercicio fue un error garrafal pretender ascender con un equipo muy normalito.
Pese a todo, y como en esto del fútbol las comparaciones son odiosas, ya se está viendo que el Decano ha perdido bastante calidad y contundencia con respecto al año pasado. En la portería, ni Bernardo ni Fabricio están a la altura de Guaita; en el centro de la zaga, Manolo Martínez es un tarugo al lado de Bouzón; en el doble pivote, Alex Quillo y Matamala no son mejores que Barber; en las bandas, sólo Fidel puede hacer olvidar algo a Carmona, Álvaro Antón y Óscar Díaz; y en la punta de lanza a Kepa puede pasarle lo mismo que a Braulio, es decir, que cuando despierte físicamente hayan pasado ya demasiadas jornadas.
En definitiva, y sin querer ser agorero ni pesimista porque esto sólo acaba de comenzar, que el asunto no tiene demasiada buena pinta porque el Recreativo es demasiado imberbe, anárquico y directo en su fútbol. Al menos confío en que ha acertado con la contratación de su técnico, un Pablo Alfaro que debe contagiar a sus pupilos de la personalidad y el carácter ganador que tenía en su etapa de futbolista. Aunque con la testiculina no basta en el deporte rey, sí que en Segunda División se ganan muchos partidos con casta, y ahí el Decano sí que tiene que ser superior a sus rivales. A partir de ahí habrá que tener paciencia y rezar mucho para que aparezcan los goles, ya que me da que el equipo va a ser de los que menos tantos va a marcar de toda la Segunda División.
CLICK PARA COMENTAR
El Desmarque