Facebook Twitter

¿Dónde estaríamos sin Ríos?


Miércoles, 09 Marzo 2011 15:36

Ricardo Ubric

Periodista Andaluciadeportes.com

Es cierto que el mundo del fútbol es cada vez más resultadista y que si el Recreativo no hubiese derrotado al Girona posiblemente Carlos Ríos habría sido cesado. Pero incluso antes de que el sanluqueño consiguiera esa importante victoria, sólo había que mirar sus números para comprobar que desde su llegada el Decano tiene cifras para lograr la permanencia incluso con solvencia. De ahí que en gran parte me haya parecido injusto que se esté dudando de su capacidad para manejar un grupo y de sus conocimientos futbolísticos.
Lógicamente ha podido equivocarse en algún planteamiento o en algunas sustituciones, como en el archinombrado partido de Los Cármenes, pero de ahí a decir que está incapacitado para dirigir a un equipo de Segunda División creo que media un abismo. Piensen ustedes si Guardiola o Mourinho podrían sacarle más fútbol y mejores resultados a la actual plantilla, que para mí tiene muchísimas carencias, sobre todo en el apartado ofensivo. Con esa materia prima, creo que Ríos está sacando un notable alto, y que todo lo que sea lograr la salvación, aunque sea sufriendo y en la última jornada, creo que ya sería un éxito.
A algunos no les convencerá por su currículum o porque no le ven elegancia (aún se estará arrepintiendo Florentino Pérez de haber cambiado a Vicente del Bosque por Queiroz por este motivo). Pero Ríos tiene gran parte de culpa de que el Decano abandonara la posición de colista y no sólo remontara los cuatro puntos de desventaja que tenía el equipo con la salvación, sino que ahora ya aventaja en cinco al descenso. Maneja como pocos el apartado humano, ya que se encontró a un vestuario roto en lo deportivo, pero aún más en lo anímico con la entrada en la Ley Concursal.
Que a lo mejor no es entrenador para metas más altas, puede ser, pero es que los jugadores con los que cuenta posiblemente no den más que para lograr la permanencia con más o menos apuros. En Salamanca se puede dar un salto de gigante para conseguir el objetivo y comenzar a planificar con tiempo el próximo ejercicio, en el que seguramente no estará Ríos como técnico, algo que sería bastante entendible porque no creo que en el club estén al cien por cien con él y para eso es mejor dejar paso a otro. Pero con el tiempo se valorará lo que está haciendo, y todo desde la humildad y sin sacar pecho.

 

CLICK PARA COMENTAR
El Desmarque