Facebook Twitter

El futuro presidente


Domingo, 09 Octubre 2011 13:50
Por Ricardo Ubric
www.huelva24.com

 

La compra del paquete mayoritario de acciones del Recreativo por parte del uruguayo Víctor Hugo Mesa, aproximadamente en el mes de enero, provocará la llegada de un nuevo presidente, que todo apunta a que será la mano derecha del gerente del Wanderers Montevideo, es decir, Pablo Comas. Una vez leídas sus declaraciones de esta semana en Huelva Información y escuchadas las que también realizó en Onda Cero, saco bastantes más conclusiones positivas que negativas acerca de este hombre, que viene avalado por un excelente currículum como empresario, aunque ya sabemos que una de las grandezas del fútbol es que dos y dos no son cuatro, así que es una incógnita saber si su desembarco será o no exitoso para el devenir del Decano. 

 

Parece tener claro el proyecto y las ideas que tiene para reflotar al club más antiguo de España. Sabe también que está atravesando por un decrépito estado institucional y financiero, además de que es consciente de que el equipo tiene un valor más que sentimental para la ciudad. Un aspecto del que se sirvió en mil y una ocasiones el alcalde para sacar votos de cara a las elecciones y que le funcionó porque en el apartado deportivo el Recre ha rendido en la última década bastante por encima de sus posibilidades. Pero en lo económico la gestión ha sido pésima, y de ahí la entrada en Ley Concursal con una grave losa de más de 18 millones de euros. Comas llama a las cosas por su nombre y se deja de milongas. Aquí lo importante es poner dinero, no darse palmaditas en el pecho. Este hombre, y Víctor Hugo, lo tienen y lo van a poner, y hay que confiar en ellos porque Huelva Deporte está atado de pies y manos y tiene que evitar la desaparición del Recre y del Decanato como sea.

 

Comas realizará una metamorfosis radical que debe servir para reflotar a la entidad albiazul. Pero creo que no se puede entrar avasallando y poniendo al anterior presidente, José Miguel de la Corte, a la altura del betún. Creo que Comas ha pecado un poco de soberbia y cobardía porque debió realizar esas amenazantes declaraciones cuando todavía De la Corte presidía el club, no ahora que su cadáver aún está caliente. Es cierto que el ya ex máximo mandatario tampoco es que haya dejado demasiados amigos en el club y que habrá hecho cosas negativas, pero también es innegable que trajo la famosa y necesaria paz social tras la turbulenta última etapa de Dumois y Mendoza, y que en su momento no era nada fácil aterrizar en el club, y más para alguien que ya lo había hecho todo en la vida a nivel profesional y que se estaba jugando su imagen y dignidad aceptando el cargo.

 

Creo que Comas es un fuera de serie en lo suyo y que le funciona la cabeza como a pocos, algo que no es habitual en este mundillo del fútbol. A mí al menos me cautivó hace unos días con sus declaraciones. Pero creo que se equivoca si nada más llegar entona un discurso agresivo. Creo que en la vida, y a lo mejor me equivoco, hay que hacerse valer por los méritos de uno mismo y no por descalificar a otros o por establecer comparaciones. Confío en Comas como futuro presidente, y más si pone su dinero y su inteligencia al servicio del Decano, pero repito que ahora es mejor remar todos juntos y dejar correr un tupido velo con la marcha de De la Corte a no ser de que este comience también a desacreditar públicamente al clan de los uruguayos (denominación que, por cierto, no les gusta a los hombres de Víctor Hugo Mesa).

 

También está ahí el papel de mosquita muerta de Huelva Deporte, que como buena empresa municipal tratará de capear el temporal con mano izquierda y querrá dejar bien, si es que alguna vez da la cara ante los medios de comunicación, tanto a Comas como a De la Corte. Algo que por otra parte sería hipócrita, ya que o se está con uno o con el otro toda vez que ya se ha visto que no podían ni verse y que había una guerra abierta bastante fuerte entre ambos. Lo importante ahora es que se agilicen los trámites para la venta y que Susana Duque, que también me parece una persona muy capacitada, trabaje sin zancadillas y buscando estabilidad económica, social y deportiva. En cuanto al equipo, aunque la plantilla tiene muchas carencias, me gusta su juventud y sus ganas, así que pienso que salvará la categoría sin apuros, aunque tampoco me parece capacitada para soñar con algo más.

 

CLICK PARA COMENTAR
El Desmarque