Facebook Twitter

Carolina Marín | EFE

La española Carolina Marín, vigente campeona mundial y olímpica de bádminton, reconoció hoy, tras ser eliminada en la Copa del Mundo de Glasgow por la japonesa Nozomi Okuhara, que es una derrota "dura" para ella de la que tendrá que aprender y prometió seguir entrenando para volver "más fuerte".

Carolina Marín | Efe

Tres grandes imágenes de Carolina Marín sobre las palabras "garra, alegría y fuerza" lucen en una de las paredes del pabellón del Consejo Superior de Deportes, el lugar donde a menudo se ejercita la onubense. Esas tres palabras resumen la trayectoria de la andaluza y a ellas recurre para trasladar su deseo de seguir incrementando su brillante historial deportivo.

Carolina Marín | EFE

La española Carolina Marín se clasificó para la final del Campeonato de Europa de bádminton, en donde buscará su tercera corona continental, tras derrotar a la danesa Mette Poulsen, quinta cabeza de serie, por 21-17 y 21-12.

Marín, primera favorita del campeonato, necesitó de 44 minutos para acceder a la final.

Poulsen se recupero del primer arreón de la española (6-2) y llegó a ponerse por delante en el marcador (8-9), para pasar a una fase de igualdad que poco a poco fue desequilibrando Marín hacia sus intereses.

El segundo set fue más claro y siempre estuvo del lado de Marín, que ya había ganado en los dos enfrentamientos anteriores que había disputado con la danesa.

"Estoy bastante contenta con el partido de hoy. El primer set ha ido bastante igualado; ella me ha querido ganar desde el principio y ha mostrado su garra y su lucha y estaba haciendo una buena estrategia. El punto de inflexión ha sido cuando íbamos 17 iguales, momento en el que apreté un poco más y me pude llevar el primer set", explicó la española.

"El segundo set lo empecé haciendo lo que tenía que hacer. Estoy contenta con mi nivel de juego y la estrategia en esta manga que he planteado", agregó.

"Contenta de haber podido llegar a otra final de un campeonato de Europa. Ahora me toca la escocesa, la misma rival de la final del año pasado. Ahora hay que ir a por todas para conseguir esa tercera corona europea que tanto deseo", dijo.

Carolina Marín disputará la final con la escocesa Kirsty Gilmour, número 44 del ránking mundial y con la que se ha enfrentado en seis ocasiones y conseguido cinco victorias. La última fue en la final continental de 2016, con victoria de la onubense por 21-12 y 21-18.

Gilmour, séptima cabeza de serie, venció en semifinales a la suiza Sabrina Jaquet por 22-20 y 21-10.

El Desmarque